Vocabulario del herraje

© 2018 Luis Miguel Urrechu

¿Sabías esto?

 

Secretariat saltó a los titulares, otra vez, cuando se tasó en 6,08 millones de dólares. Ganó 16 de sus 21 carreras. Consiguió la primera Triple Corona después de 25 años. Logró dos récords en cada una de las tres. En el Derby y en Belmont aún permanecen. Murió en 1.989 por la laminitis. Su corazón triplicaba el tamaño normal. Tenía una amplísima zancada en su galope, con un ángulo de 110°.

 

Árabes herrando

Los términos más en uso en el vocabulario del herraje son: Forjar, Estampar, Adobar, Traspuntar, Traspuntar someras las claveras, Traspuntar altas las claveras, Hacer el casco, Echar clavos, Clavar somero, Clavar alto, Enclavar, Acodar, Arrimar, Redoblar o Roblar, y Asentar.

Forjar, es dar la primera forma a la herradura, y estamparla o señalarla altas o someras las claveras, cuya primera operación en el hierro no hacen normalmente los herradores en España, y sí los herreros de oficio.

Estampar, es señalar con la estampa las claveras en la herradura.

Adobar, es ajustar o arreglar la herradura sobre la bigornia los clavos sobre ellas, y Traspuntar la misma herradura para clavarla después en el casco del caballo.

…para entender al herrador…

Traspuntar, es hacer con el puntero los agujeros a la herradura. Traspuntar someras las claveras, es abrirlas hacia el borde exterior del mismo hierro.

Traspuntar altas las claveras, es abrirlas hacia el borde interior de la herradura. Hacer el casco, es cortarlo y arreglarle con el pujavante.

Echar clavos, es clavar la herradura a golpe de martillo en el mismo casco del bruto, o echarle uno u otro clavo cuando le falta.

Clavar somero, es dirigir el clavo hacia la parte de afuera del casco, cuando se sienta la herradura.

Clavar alto, es dirigir el clavo opuestamente; esto es, más hacia el centro del casco.

Enclavar, se dice cuando los clavos atraviesan, por mal dirigidos, el saúco y tocan en la palma.

Acodar es cuando al clavar cualquier clavo se dobla hacia la palma.

… y al aficionado.

En el vocabulario del herraje Arrimar, es siempre que el asta del clavo, por mala proporción de su vuelta, comprime lo sensible del casco.

Redoblar o Roblar, es volver y abotonar las puntas de los clavos de la herradura sobre la tapa del casco, dando con el martillejo en las cabezas de los mismos clavos, y sufriendo sus puntas con la tenaza.

Asentar, es cuando por mal hecho o cortado el casco, por mal sentada o tableada la herradura, o por otros accidentes, comprime el hierro alguna parte de la palma del caballo. Y siempre que por dejarle muy oprimidos los callos de la herradura le contunden y maltratan los talones.

Hay seis tipos de hierros de los que normalmente se hace más uso: la herradura común, la Italiana, la cordobesa, la boca de cántaro, la hechiza, y la herradura de media luna.

Hay también otra herradura llamada de Gozne, que sirve para la mano o el pie de todo caballo. Se dobla y recoge en el medio de la lumbre y se ensancha o estrecha por medio de un gozne o tornillo, según el tamaño del casco. Ésta sirve para una cabalgada y para cuando el caballo ha perdido algún hierro.

¿Sabías esto?

Legalmente montar a caballo es lo mismo que andar en bicicleta.