RECORTE DEL CASCO A UN CABALLO QUE SE VA A DEJAR SIN HERRADURAS

© 2018 Luis Miguel Urrechu

(Adaptación de Toe Rocker‘)

Recorte del casco

Aplicar un balancín o bisel mediante un recorte del casco en la punta mejora el despegue del remo y favorece una conexión más estrecha entre la pared del casco y la falange distal, también llamada “tercera falange” o “P3”.

Recorte del casco

En un casco sano, la pared del casco está firmemente unida a la tercera falange. Tanto ésta como la pared del casco, tienen estructuras llamadas láminas unidas a ellos, y estas láminas se entrelazan entre sí para formar una unión muy fuerte. Podemos imaginar su unión como si se tratara de una cremallera o un cierre velcro.

A medida que la pared del casco y la suela crecen hacia abajo y alejándose del borde inferior de la tercera falange, las láminas viejas van formando la línea blanca, que podemos observar cuando examinamos la planta del pie. Cuando hay una conexión fuerte, sana y apretada, esta línea blanca tendrá una anchura aproximada de 2 a 3 mm. Si la conexión entre la pared del casco y la tercera falange se ve afectada, se reflejará en la línea blanca, que será más ancha. (La parte inferior de la “cremallera” estará empezando a abrirse). Cuanto más ancha sea, peor será la conexión.

A veces la suela se estira hacia adelante y oculta la línea blanca “despegada”, haciendo que parezca más saludable de lo que es realmente. 

Hay dos formas de comprobar si este es el caso. 

El primero es mirar el ángulo de crecimiento de la pared en la punta de la lumbre del casco. ¿Es más pronunciado en la parte superior que en la inferior? Si es así, la línea blanca se estirará comprometiendo la fortaleza de la unión. (Ver el segundo grupo de ilustraciones de más abajo. La línea de puntos en la zona verde de la muralla indica el cambio en el ángulo.)

El segundo es mirar la suela. ¿Hay una cresta alrededor de la lumbre y luego un espacio entre esta cresta y la pared del casco? Si es así, probablemente no haya una unión realmente fuerte.

El casco está diseñado para despegar de tierra en una posición que aplique la menor tensión en la conexión con las láminas. Este punto está en el borde exterior del callo –en la punta del casco– cuando está sano.

Por lo tanto, el punto de despegue debe comenzar en la línea blanca. Cualquier punto más adelantado lo sufrirían las láminas.

Las ilustraciones de abajo muestran la diferencia entre un borde de herrador tradicional (la primera), donde la pared está simplemente recortada en plano, en comparación con un borde para caballo descalzo (segunda), practicando un recorte del casco donde se ha hecho un bisel y un redondeo, conocido por el nombre inglés de mustang roll. Observa cuánto atrasa el borde del descalzo el punto de giro o despegue, reduciendo así tensiones en la conexión.

Recorte del casco 3

El recorte del casco usando un bisel o balancín es aún más importante cuando se trata de un caballo que tiene laminitis y rotación, y una línea blanca ensanchada.

En las siguientes ilustraciones, la primera muestra lo adelantada que puede llegar a estar la lumbre del pie con un recorte del casco de borde “plano”. 

La segunda muestra cómo es tan importante en el recorte del casco situar el punto de giro o balancín en la parte posterior (la más cercana a la suela) de la línea blanca, como se indica. Si se hace el recorte del casco empezando por el borde delantero de la línea blanca, el punto de giro o despegue seguirá estando demasiado adelantado y la pared continuará separándose del hueso.

Recorte del casco 3

Sin embargo, al hacer el recorte del casco debes tener mucho cuidado de no raspar en el callo; de lo contrario bajarás la altura del dedo (medida verticalmente desde la línea del pelo hasta el suelo). El comienzo del punto de despegue debe estar justo enfrente del punto más alto de la punta del pie mirando desde la suela, y debe inclinarse aproximadamente 30º.

Recortar

Aquí vemos una serie de fotos que muestran un recorte de casco a un poni con una línea blanca ensanchada. Ten en cuenta que este poni tiene dañada su tercera falange, razón por la que su ángulo sea tan bajo. Sin embargo, al aplicar el nuevo recorte del casco acortando el punto de despegue de tierra, con el tiempo se mejorará la conexión de la línea blanca.

Recorte del casco 4

Vista lateral antes del recorte del casco.

El casco se ve largo en general, aunque esta vista no nos da mucha información.

Recorte del casco 5

Sin embargo, cuando volteamos el pie podemos ver que hay un poco de ensanchamiento de la línea blanca, y que la forma general del casco está demasiado estirada, indicándonos que el punto de giro está demasiado adelantado.

Recorte del casco 6

Aquí vemos un primer plano de la línea blanca. ¿Ves la brecha entre la suela y la pared con las rayas en el medio? Eso es la línea blanca ensanchada. Mira cómo la suela también ha sido arrastrada hacia adelante, especialmente en la zona inferior izquierda.

Recorte del casco 7

En esta foto se han usado las tenazas de corte para llevar la punta del casco hacia el borde interior de la línea blanca. Esto se hace entre las posiciones 11 y 1 de las agujas de reloj, que preserva la altura de los talones de los pies a las 10 y las 2.

Recorte del casco7

Aquí se ha recortado el resto de la pared del casco hasta el nivel de la suela viva.

Recorte del casco8

Vista lateral de la operación hasta el momento.

recorte del casco 8

Esta vista muestra cómo se han bajado las barras para que pasen a la pared del casco. También se aplicó un redondeo para suavizar las paredes y mejorar aún más el despegue de la punta. Observa también que el balancín no afecta a los talones, conservando así la altura.

Recorte del casco lateral

Vista lateral del balancín del pie.

Recorte del casco lateral 2

Otra vista del recorte acabado.

Recorte del casco 9

Vista lateral del acabado.

Recorte del casco Comparación
Comparación2

Comparación de las fotos antes y después. Observa todo lo que ha retrasado el recorte de los pies el balancín, punto de giro o despegue de tierra.

Recorte del casco a
Recorte del casco finalizado
Casco del caballo