Potro y su madre

Potro y yegua negra

Deja un comentario