Pony Express. Relevo co0rreo a caballo

PARA MADRUGADORES, LOS MONGOLES.

Si creemos a Marco Polo, el primero en utilizar el sistema de relevos para transmitir el correo a caballo de correos a grandes distancias fue el conquistador mongol Genghis Khan. Sus jinetes cabalgaban entre estaciones situadas a unos 40 km de distancia, y un solo jinete recorría hasta 480 km en un día.

ÉRASE UNA VEZ EN AMÉRICA…

En EE.UU, antes del Pony express, enviar el correo o las noticias desde la Costa Este a San Francisco se hacía en barco de vapor, pero era un largo y peligroso viaje que suponía navegar hasta Panamá y cruzar el istmo hasta el Océano Pacífico a lomo de mulas y en canoas, y luego navegar hasta California en otro barco de vapor. El viaje duraba meses.

En cambio, el correo a caballo del Pony express garantizaba la entrega en diez días.

Pony Express. Celebración

 

EL PONY EXPRESS, UNA EMPRESA GAFADA.

La ruta que cubría el Pony Express para la entrega del correo a caballo era de unos 3.200 km de distancia, dividida en 190 estaciones, y se tardaban 10 días en completarla. Cada jinete cabalgaba entre 120 y 160 km. cambiando de caballo cada 16 o 24.

Sus servicios fueron solicitados principalmente por los periódicos y las empresas. Era muy eficiente: sólo perdieron una saca de correos. (9 Kg).

Pero todas las circunstancias se pusieron en contra de la empresa, que fue un auténtico desastre empresarial porque resultaba extremadamente caro. Con la implantación del sistema telegráfico se acabó por darle la puntilla al correo a caballo, al año y medio de su nacimiento.

Ruta del Pony Express.
RUTA DEL PONY EXPRESS Casi 3.000 Km. al galope. De día y de noche, cambiando de caballo cada 16/20 Km.

CABALLOS Y JINETES

Además de diseñar la ruta y construir las estaciones, la compañía compró cientos de caballos de altísima calidad. Las razas que se usaron variaban según el terreno, pero la mayoría eran mustangos de California. Bien alimentados, estos caballos eran más rápidos que los de los indios y por tanto, salvaron muchas vidas.
Aunque los mejores caballos eran inútiles sin jinetes experimentados, por lo que contrataron a unos 160 jóvenes, nacidos sobre la silla de montar como quien dice, valientes y normalmente de constitución delgada.

JURAMENTO DE LOS JINETES

“Yo (…), juro ante Dios, que durante mi compromiso, y mientras sea un empleado de Russell, Majors & Waddell, bajo ninguna circunstancia usaré un lenguaje deshonesto; que no beberé bebidas alcohólicas; que no reñiré ni pelearé con ningún otro empleado de la empresa, y que en todos los aspectos me comportaré correctamente, seré fiel a mis deberes y dirigiré todos mis actos a merecer la confianza de mi empleador. Con la ayuda de Dios”.

SALARIOS

A los jinetes se les pagaba entre 100 y 150 dólares al mes, dependiendo de su recorrido, mientras que los encargados de las estaciones y la mano de obra en general cobraban alrededor de 50 dólares al mes, más alojamiento y comida.

Los precios de entonces:

El salario de un vaquero era de unos 30 dólares al mes (incluyendo la comida). Un buen caballo costaba 200, y una silla de montar decente 30. Un revólver de calidad, de 17 a 20, y una casa de 10 por 12 metros unos 700 dólares.

ETAPAS Y ARMAMENTO

Las etapas del correo a caballo del pony express tenían entre 112 y 160 km de distancia, cambiando el jinete de caballo de cuatro a siete veces.

Aunque en las primeras semanas del servicio, los jinetes llevaban un rifle y un revolver, pronto vieron que los rifles eran demasiado pesados e incómodos, por lo que dejaron de llevarlos. Algunos llevaban una corneta para anunciar al relevo que se aproximaban.

Correo a caballo Pony Express. Ataque indio.

 

LOS MÁS CONOCIDOS Y SUS RÉCORDS

Entre los jinetes más conocidos estaba William Cody («Búfalo Bill»), cuyas aventuras fueron de las más emocionantes, como un viaje de 22 horas que hizo casi sin interrupción desde Red Butte hasta Pacific Springs y vuelta: una distancia de unos 480 km.

Otro de los más famosos fue «Pony Bob» Haslam, que hizo la carrera más larga de la empresa de correo a caballo Pony Express. Fue en mayo de 1.860, y comenzó en la estación del lago Tahoe, desviándose hasta Buckland (al este de su ruta), sin poder cambiar de caballo; y luego otros 145 km. atravesando el territorio indio, porque el siguiente jinete no acudió al relevo. De modo que, después de recorrer unos 305 km ese día, Haslam regresó para reemplazar al jinete que no apareció, y de camino rescató a un jefe de estación. En total recorrió unos 580 km en 40 horas.

Otro jinete, Jack Keetley, se hizo famoso por su resistencia a caballo: una vez cabalgó unos 550 km en 31 horas sin hacer ninguna parada importante. Llegó a su destino dormido sobre la silla.

UNA RUINA

Al final, los ingresos de la compañía no cubrieron sus gastos, que eran de 1.000 dólares diarios aproximadamente. Sus costos totales fueron de 700.000 y sus ingresos de unos 500.000.

La empresa de correo a caballo Pony Express llegó a perder hasta 13 dólares por cada carta que entregó.

BALANCE.

Durante los 18 meses que estuvo funcionando el Pony Express, realizó 308 viajes completos en total, recorriendo aproximadamente 991.000 km, el equivalente a dar más de 30 vueltas a la tierra, entregando 34.753 cartas. (Sólo perdieron una saca).

Correo a caballo del Pony Express