Cómo se medía antes a los caballos: "MARCA Y DEDOS"

© 2018 Luis Miguel Urrechu

¿Sabías esto?

Los caballos que nacen en los países orientales y meridionales, como los turcos, persas, árabes y berberiscos, tienen el pelo siempre más corto que los demás.

“MARCA Y DEDOS”

Este es un anuncio publicado en 1.792 en el Diario de Madrid:

“En la posada del Gallo se venden un par de mulas apeladas para coche, de cinco años. Su altura pasa de la marca cinco dedos

¿Qué se entendía por “marca y dedos”?

La alzada es la estatura que presenta el caballo desde el rodete del talón de la mano hasta la parte más elevada de la cruz. El instrumento para determinarla se llama marca, medida o hipómetro, más conocido por “la cinta” y generalmente consiste en una cinta fuerte y estrecha para que no se alargue por el uso ni encoja con la humedad; o bien en una cadena de alambre, señalando siete cuartas castellanas, y de aquí para arriba se medía por dedos.

La marca, como se ha dicho, es de 7 cuartas de vara, o sea 1 vara y 3/4, equivalentes en la actualidad a 1,462 metros. La caballería que sobrepasara esta marca, a razón de 17’4 milímetros el dedo, eran los “dedos” que tenía la caballería: su estatura, su alzada.

Aunque lo más corriente era “barbillear” el comprador a la caballería, más o menos, según su estatura que ya conocía, y sobre las barbilla las palmas de sus manos en horizontal, contando los dedos, que eran la alzada total.

La cuarta o palmo de vara tiene 12 dedos, y siendo que esta cuarta es de 208’9 milímetros, el dedo será de 17’4 mm, que también coincide con el grosor medio de los dedos de personas adultas en su tercera falange. El dedo además se subdividía en 4 granos, y el grano en 6 cabellos, que ignoro su aplicación como medida.

(El grano era el de cebada y puestos juntos de lado, o sea por su parte ancha).

Cuando el hipómetro, marca, cinta o medida se hace con un cuerpo sólido es necesario que pueda acortarse y alargarse, quedando siempre fijo, y tener una vareta horizontal para colocarla en la parte más elevada de la cruz; en cuyo caso señalará la alzada justa del animal. En general consiste este instrumento en varios tubos de metal que se encajonan unos en otros.

Para medir a un caballo se le hace plantar en un terreno llano, de modo que las extremidades estén en su verdadero aplomo. Conseguido esto, se pone el principio de la marca en el rodete del casco —sobre el talón— por un ayudante imparcial, y el otro extremo en la parte media y superior de la cruz, pero siempre en posición recta y vertical, sin que la cinta o cadena siga el contorno de la espalda hasta tocar en la cruz, sino que debe terminar enfrente de ésta, pues la curvatura que se la haría ejecutar de aquel modo aumentaría la alzada real del caballo en uno o dos dedos, según la conformación de las espaldas y el estado de carnes en que se encuentre. Se han visto caballos que medidos por el método común tenían dos dedos más de alzada por un lado que por el otro, por lo defectuoso de sus espaldas.

Se han denominado caballerías marcadas la que su alzada se aproxima a la “marca”, o con dedos negativos.

El uso ha consagrado decir, que el animal “tiene la marca” cuando tiene de siete cuartas alto. Si pasa de ellas, “la marca y tantos dedos”, o nombrando simplemente los dedos, como por ejemplo siete cuartas y tres dedos, o sólo tres dedos, en vez de siete cuartas y tantos dedos.

¿Cómo calcular la estatura de las dos mulas que se vendían en la Posada del Gallo en 1.729?

Marca:   1.462 mm

5 dedos: 5 x 17,4 mm

TOTAL: 1.549 mm (1,549 metros)

Dos hermosas mulas para tirar del coche en el Madrid de 1.792

¿Sabías esto?

 

Los caballos tilizan su prodigioso olfato para encontrar alimentos y sales que extraen de la tierra.